El beso permanente™

Francisco Javier Sánchez Palomares —Disculpe, señorita, con las prisas se le ha debido de caer este beso. —Oh, gracias, pero no es mío, solo hago uso del beso permanente™. —Mi rizo, sin embargo, es natural. —Lo noté en seguida, caballero. Trabajo en televisión y pasamos más horas en peluquería que frente al camarógrafo. —Sí, han de ser muy pacientes. Yo también me he fijado en algo; no quiero parecer atrevido, pero mientras caminaba tras usted, observé que utiliza las nuevas medias de nylon sin costura. —No se preocupe, me halaga su observación, no soy de esas mujeres que se ponen … Continúa leyendo El beso permanente™