Una cena romántica

Paco Sánchez – 14 de febrero de 2015

cenarománticaMarshia Branxton juega impaciente con la copa de vino, no le gusta que los chicos nuevos se retrasen. Por fin llega. Es alto, desgarbado, camisa de sport abotonada hasta el cuello, sin corbata, vaqueros lilas y en apariencia sin nombre, o con un nombre que a ella no le interesa lo más mínimo. Marshia se ha tomado la molestia de elegir el vino y los entrantes. Le sirve una copa al chico con la esperanza de que saque algo positivo de sus adentros y comienzan a charlar sobre temas intrascendentes mientras comen unas estructuras diminutas de colores sobre una bandeja de material y forma indeterminados que el maître les aseguró que era comida muy cara sobre obra de arte. A la novena copa de vino el chico va cogiendo un poco de color y se aleja de los monosílabos para comenzar a construir oraciones simples.

Después de ingerir tres botellas de vino y cuatro o cinco gramos de comida, eligen los segundos. Ella, un chuletón sangriento, rojo como el mismísimo diablo y él, una pescadilla al vapor con verduritas torneadas de temporada que les sirven sobre dos adoquines de pizarra, habitual en restaurantes de postín. Siguen bebiendo, él ya se anima a hablarle de sus consolas y ella se consuela cartografiándole el cuerpo por debajo de la mesa con el pie descalzo mientras devora la carne de forma lasciva. Para los postres y tras cuatro botellas de vino tinto, deciden emigrar a un blanco semidulce y piden unas delicias de Albuquerque que vienen presentadas en unos cuencos semiesféricos de uranio con una guinda casi roja en el epicentro. Tras dos botellas más de vino semidulce, su percepción de la realidad no pasa por el mejor momento, ella desaparece bajo la mesa varios minutos y el chico al fin se desinhibe y deja de hablar de consolas para emitir polinomios de segundo grado por la boca.

Foto Gjon Mili

3 comentarios en “Una cena romántica

  1. Para variar, 😉 la última frase la he leído con una sonrisa casi risa. Me extrañaba que te pusieras serio, ya ves tú. Gracias por compartir esta cena. (Como siempre, pienso que disfrutaría unas líneas más)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s